Descripción del Proyecto

TUNNELAD

Título: “Tunnel Autonomous Driving”

RTC-2017-6382-4

Duración: 07/2018 – 07/2021

Presupuesto:

Resumen:

La construcción de túneles es uno de los ámbitos de la obra civil donde se han alcanzado los límites de la mejora de los procesos empleando técnicas convencionales. Es por ello que, en aras de promover la mejora continua y la optimización de los procesos de construcción, se propone la implantación de sistemas inteligentes de transporte (ITS) como elementos catalizadores de la actividad constructiva del túnel. Los sistemas inteligentes de transporte son un conjunto de soluciones tecnológicas que involucran tecnologías de la información y las comunicaciones aplicadas al ámbito del transporte, a fin de mejorar su operación, eficiencia y seguridad. Los vehículos inteligentes son una de las ramas de trabajo de los ITS, enfocada al desarrollo de tecnología que puede ser embarcada en el vehículo para mejorar la respuesta y la capacidad de los seres humanos cuando se encuentran al volante de los mismos. A este respecto, la culminación de los vehículos inteligentes son los vehículos autónomos los cuales, en función de su nivel de automatización, pueden tomar el control parcial o total del propio vehículo, superando en capacidades de los seres humanos. La tecnología del vehículo autónomo se encuentra todavía en fase de desarrollo en el sector de los vehículos automóviles, aunque se espera que las primeras unidades comerciales se pongan en servicio hacia el año 2025, previéndose su implantación a gran escala entre 2030 y 2050.
Sin embargo, la base tecnológica de los vehículos autónomos se encuentra desarrollada en la actualidad, siendo posible hacer una transposición prácticamente inmediata a otros sectores donde los condicionantes en cuanto a las restricciones de movilidad o el entorno no son tan demandantes como una vía pública en tráfico abierto. Hay dos sectores que claramente demandan esta tecnología y su implantación es mucho más inmediata que para un vehículo autónomo convencional: sector militar y sector de la obra pública.
A este respecto, ambos sectores se caracterizan por que su ámbito de actuación suelen ser zonas acotadas y cerradas, donde no es necesario el uso de vehículos matriculados y donde la presencia de seres humanos está restringida o, directamente, prohibida. En este contexto, la implantación de vehículos autónomos en obra pública es un ámbito donde esta innovación tecnológica puede aportar soluciones de movilidad y transporte de forma inmediata. En concreto, una de las obras públicas de implantación inmediata de la tecnología de vehículos autónomos es la construcción de túneles, donde las tareas de transporte de material y desescombro cumplen con los requisitos para ser automatizadas de manera eficiente, mejorando de esta manera los procesos de construcción.
Al final del proyecto se pretende mejorar el proceso de extracción de escombros de las obras de túneles, para lo que se desarrollar un kit de automatización de un camión tipo “Lagarto”, en este caso para el modelo Volvo A-25, porque es el que utilizan las empresas del consorcio.
Dada la dinámica del proceso de desescombro, lo normal es que en el trabajo se empleen tres de estos camiones, por lo que el proyecto desarrollará todo el sistema para que puedan funcionar de manera coordinada entre ellos, y su compatibilidad con vehículos que funcionen de manera manual.
Este proyecto se engloba dentro del Reto 4 “Transporte inteligente, sostenible e integrado”, y su consecución será un elemento diferenciador para las empresas del consorcio con respecto a sus competidores en el mercado nacional e internacional.

Participantes:

SACYR S.A.
CAVOSA S.A:
INSIA – Universidad Politécnica de Madrid

Financiadores:

CONVOCATORIA RETOS – COLABORACIÓN 2017
TRANSPORTE INTELIGENTE, SOSTENIBLE E INTEGRADO
RETO (4) 


Ministerio-de-Economía