El Simposio Sobre Transporte en autobús y autocar. Hacia una visión triple cero. “Cero emisiones, cero víctimas en accidente, cero barreras”, celebrado en Madrid los días 3, 4 y 5 de octubre de 2018, organizado por el INSIA (Instituto  Universitario de Investigación del Automóvil de la Universidad Politécnica de Madrid) con la colaboración de la EMT de Madrid y el apoyo de las principales asociaciones del Sector y de las Administraciones más relacionadas con él, ha reunido a unos 150 especialistas y en él se han analizado los principales temas de interés y actualidad a través de diez mesas redondas  en las que han sido presentadas 40 ponencias de un elevado nivel técnico.

Fruto de los trabajos del Simposio se formulan las siguientes conclusiones que el Comité Organizador desea hacer llegar a los ciudadanos a través de los medios de comunicación y a las administraciones responsables de la movilidad y del transporte, tanto a nivel urbano como interurbano:

  1. La movilidad es un derecho fundamental, influye muy directamente a la calidad de vida de las personas, al desarrollo personal y social, a la integración del territorio y a la economía de nuestro país. El sistema de transportes debe asegurar el ejercicio de este derecho y hacerlo en forma eficiente, segura y respetuosa con el medio ambiente. España cuenta con un sistema de transportes de primer nivel, comparable al de los países más avanzados.
  1. El transporte colectivo de personas por autobús y autocar, tanto en el ámbito urbano como en el interurbano, es una parte fundamental del sistema de transporte español y reúne características que ofrecen, en conjunto, claras ventajas, frente a otros modos,  para los usuarios y para la sociedad.
  1. A escala interurbana España cuenta con la red más tupida y eficiente de transporte de viajeros en autobús de toda Europa. Conecta 8.000 poblaciones; prácticamente no hay ningún núcleo de población con más de 50 habitantes que no sea atendido, al menos, por una línea de autobuses con horarios, itinerarios y frecuencias establecidos, sin coste para las arcas públicas, a unos precios asequibles para toda la ciudadanía e inferiores a los de la mayoría de países de la Unión Europea. Ambas condiciones le convierten en el modo que contribuye al acceso a la movilidad de las personas de forma más universal minimizando barreras geográficas y socioeconómicas.
  1. El sistema español de concesiones administrativas para líneas regulares, previo concurso competitivo, es fundamental para seguir ofreciendo los servicios de transporte de calidad con los niveles de cobertura geográfica señalados y sin incrementar el gasto público. Por parte del Sector se insta y se apoya a las administraciones para que defiendan el Sistema ante posibles actuaciones que amenacen su permanencia.
    Soluciones innovadoras como el transporte por demanda y la integración de los transportes regular y escolar, implementadas en áreas de baja densidad de población, están mostrando un elevado interés al permitir incrementar la eficiencia del sistema.
  1. En el ámbito urbano, donde la movilidad está experimentado grandes y apresurados cambios; especialmente, una revolución tecnológica tanto a nivel de los vehículos como de la cantidad de datos disponibles impensable hace solo unos años y una sensibilidad social que impone la idea de que la movilidad no puede comprometer la calidad de nuestras ciudades ni la salud de sus habitantes. En este contexto, el transporte público colectivo debe ser la columna vertebral de la movilidad como medio de  asegurar los ambiciosos objetivos de cero accidentes, cero emisiones y  cero barreras. Un transporte colectivo diferente, más flexible, adaptado al usuario y complementado por los nuevos agentes de movilidad compartida, debe ser la respuesta más eficiente a las demandas de movilidad de los ciudadanos.
  1. En relación con el objetivo de cero víctimas, el transporte por autobús y autocar es el modo de carretera que ofrece la cota más elevada de seguridad a sus usuarios, es muy significativo el dato de que asumiendo el 10% aproximadamente de la movilidad interior, en términos de viajeros por km recorridos, solo produzca un 0.65 de las víctimas mortales en accidentes de tráfico (valor medio de los datos de los años 2010 a 2015). A este resultado contribuye: una flota de vehículos dotada de sistemas muy actualizados de seguridad activa y seguridad pasiva; profesionales de la conducción bien formados y empresas con estructuras y políticas de seguridad avanzadas, operando en una red viaria que ha experimentado significativas mejoras en las últimas décadas y otros factores, como unas actuaciones acertadas en materia de normativa y control de tráfico.
  1. Como indicadores indirectos de las condiciones de seguridad en las operaciones de transporte que ofrecen las empresas y que explican, en parte, los buenos resultados indicados en el punto anterior caben destacar dos: un gran número de empresas líderes, grandes, medianas e incluso pequeñas, han obtenido los correspondientes certificados de seguridad CSEAA, sometiéndose voluntariamente a auditorías exhaustivas de sus condiciones de seguridad, más exigentes que las basadas en la  norma ISO39001, y en el que España es pionera a nivel internacional; por otra parte, los resultados de las inspecciones técnicas realizadas en ITV muestran que los niveles de rechazo de las flotas de autobuses y autocares son significativamente inferiores al resto de tipos de vehículos, lo cual pone de manifiesto la importancia que las empresas otorgan al mantenimiento de sus flotas.
  1. Como elemento de mejora, en cambio,  se han detectado en dichas auditorías y puesto de manifiesto por responsables de seguridad de diferentes empresas la necesidad de disponer de un marco legal que faculte a las empresas operadoras de transporte a:
  • Realizar controles preventivos de drogas y alcohol a los conductores profesionales por parte de las empresas. También a establecer la obligatoriedad de los dispositivos de detección de alcohol en la saliva (tipo alcolock) tal y como ya ocurre en otros países de nuestro entorno.
  • Realizar reconocimientos médicos obligatorios a conductores profesionales con carácter anual tal y como existe en otros modos de transporte actualmente.
  • Informar a las empresas de transporte, de la pérdida de los puntos del carnet de conducir de sus conductores para evitar el riesgo de conducción sin puntos y sin conocimiento de las empresas.
  1. En relación con el objetivo de cero barreras, en la medida en la que el transporte determina la participación social de las personas en la ciudad, y permite su acceso a los servicios comunitarios, deben asegurarse entornos plenamente accesibles a todos los individuos. La accesibilidad debe cubrir toda la cadena de viaje, tomando medidas que posibiliten ofrecer una óptima calidad, seguridad y confort a todas las personas con independencia de sus características, edad o capacidades personales. Debe incluirse, igualmente, en el concepto de “diseño para todos” y un alcance de la accesibilidad que cubra  la totalidad de los elementos del sistema de transporte, sistemas de información, acceso físico, etc. evitando que exista un “gap” entre grupos de usuarios cada vez que se introduzcan nuevas tecnologías.
    Tanto las administraciones como los operadores, en sus respectivos ámbitos de responsabilidad, y en forma coordinada, deben adaptar infraestructuras,  material móvil, y otros elementos del sistema, para hacer un transporte amigable, flexible y adecuado a la demanda de todo tipo de personas.
  1. En relación con el objetivo de cero emisiones en entornos urbanos, como respuesta a necesidades objetivas de mejora de la calidad del aire urbano y a la creciente sensibilidad de los ciudadanos, debe evolucionarse los más rápidamente que permitan las tecnologías hacia flotas de vehículos de baja o nulas emisiones locales. Los combustibles gaseosos contribuyen de forma notable a este propósito; la electrificación del transporte público de pasajeros ofrece un panorama de cero emisiones como mitigación de la contaminación urbana y los autobuses híbridos y eléctricos ya forman parte de la oferta de los fabricantes y de las flotas de las compañías de transporte de pasajeros. El coste de los vehículos, la autonomía y el tiempo y modo de recarga son aspectos decisivos para que estas soluciones se impongan a medio plazo. Las experiencias de recarga de oportunidad por pantógrafo y por inducción que se están llevando a cabo en algunas ciudades españolas y por empresas de nuestro país constituyen soluciones muy prometedoras para acelerar la citada electrificación de este tipo de transporte.
  1. En el sector industrial cuenta, nuestro país, con fabricantes de vehículos y carroceros de primer nivel que no solo suministran a los operadores nacionales material móvil tecnológicamente avanzado y dotado de sistemas de seguridad muy actualizados sino que, también, se han incorporado a la exportación y actividades industriales multinacionales debido a la elevada calidad y competitividad de sus productos. Igualmente el tejido industrial español está contribuyendo a la producción y utilización de tecnologías avanzadas en aspectos como los sistemas de pago, herramientas de planificación, sistemas de ayuda a la explotación y de información al viajero. los proveedores tecnológicos españoles están en la vanguardia tecnológica demostrando una elevada capacidad innovación.
    Las tecnologías de vehículos automatizados y conectados ya han irrumpido en el panorama de los autobuses y autocares. Las empresas operadoras españolas están incorporando progresivamente en sus flotas sistemas de conducción cooperativa y de automatización de ciertas funciones que permiten incrementar significativamente la seguridad  y la calidad de los servicios de transporte que ofrecen a los usuarios. Aunque la implantación de vehículos autónomos de nivel cinco, no se contempla a medio plazo, el dinamismo puesto de manifiesto por un número importante de empresas del sector garantiza que la evolución en España de estos sistemas se producirá a la velocidad de los países más avanzados.